lunes, 16 de junio de 2014

Tarta de fresas

Me miró cuando paso a mi lado, el baño quedaba detrás de mi mesa y aunque siempre rechazo las mesas que están junto a el, era la única que quedaba disponible y necesitaba sentarme para poder tomar un café bien cargado.

    Hoy es lunes; en nuestra rutina semanal se supone que el lunes es el peor día de la semana para arrancar, aunque en ocasiones esa sensación se repite en otros días que no tienen ese nombre. Yo no puedo perdonar mi café y mi tostada sea el día que sea, para mi es imprescindible esa energía.

Salio del baño dándome la espalda y se despidió de Vicente, - ¡hasta mañana! le dijo y abriendo la puerta se fue de la pequeña cafetería no sin antes echar un vistazo al interior que yo, me adjudique presuntuosa. Ambos desayunábamos allí todos los días y eso, convirtió nuestros encuentros en algo habitual.

    Martes; hoy no estaba cuando llegue, el se colocaba siempre en la barra, le gustaba hojear el periódico y bromear con Sacra sobre su modo de preparar las tostadas. Tras desayunar, pague y al abrir la puerta, casi tropiezo con el.   - Perdóname dijo, y sujeto galantemente la puerta mientras salia.

   Un miércoles cualquiera;  me levante de muy mal humor.. historias que no me apetece contar me desvelaron anoche y hoy me he levantado peor de lo que me acosté, en esos días es mejor que no me hablen. Con mis gafas oscuras y cabizbaja me dirigí hacia la cafetería y nos cruzamos en el semáforo. El me sonrió y me dijo  - ¡buenos días! 

    Jueves 25; "el desconocido" como yo lo llamaba me había saludado el día anterior, haciendo que mi malestar desapareciera durante un buen rato. Y hoy estaba allí en la barra, sonriendo a la insufrible camarera y ajeno a mi presencia.

    Por fin viernes! el fin de semana se asomaba y es de rigor que unos a otros nos jaleemos por ello para pasar la ultima jornada de la semana con mas alegría.  - Hola Vicente! hoy que es viernes voy a hacer una excepción que mañana salgo a correr, quiero probar tu deliciosa tarta de fresas, ¡ponme un trocito anda!


Vicente me miro con cara de pena y señalando hacia el extremo de la barra, me dijo. - Uyy!! lo siento, acabo de poner el último trozo. Y allí estaba él, con "mí" trozo de tarta delante. - ohh!! que pena!! dije, bueno ya la probare la semana que viene....... Me senté en la mesa de espaldas a la barra a esperar mi desayuno habitual cuando "el desconocido" se acerco con dos platos, partió la porción de tarta por la mitad y ofreciéndome uno me dijo:

- ¿la compartimos?





Ingredientes:

240 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
500 gr. de azúcar blanquilla
4 huevos grandes 
1 cucharadita (1 tsp) de extracto de vainilla
450 de harina de trigo
20 gr. de levadura
una pizca de sal (1/8 tsp)
300 gr. de leche
500 gr. de fresas
azúcar glass

Crema de queso
y Almíbar
(receta al final)



Esta tarta puedes hacerla en un molde de 20 cm. por 10 de alto o reducir los ingredientes a la mitad y poner la masa en uno de 15x10 cm., he probado los moldes altos y me gustan mucho, pero si no los tienes utiliza los más bajitos pero con diámetros mas amplios. Empezaremos precalentando el horno a 180 º. Y preparamos el molde con spray desmoldante, o bien extendiendo mantequilla por el interior y luego espolvorea con harina.





Separamos las claras de las yemas y las montamos a punto de nieve con la pizca de sal, reservamos. Tamizamos la harina junto con la levadura en un bol, para tenerlas a mano. Ahora comenzamos a preparar el bizcocho. En un bol amplio ponemos la mantequilla y el azúcar y lo batimos hasta que ambos se integren y la mezcla blanquee, a velocidad media alta.


Bajando la velocidad de la batidora, comenzaremos a echar las yemas que habíamos apartado al empezar, batiendolas ligeramente antes de añadirlas. Mezclaremos bien hasta que queden completamente mezcladas. En este punto añadimos también  el extracto de vainilla a la misma velocidad.


Vamos a por la mezcla de la harina para añadirlos al bol, iremos alternando los ingredientes secos (la harina y la levadura) con los 300 gr. de leche. Empezamos con 1/3 de los secos, la mitad de la leche, otro tercio de los secos, la otra mitad de la leche y al final el último tercio de los ingredientes secos. Lo iremos haciendo a velocidad baja de modo que en cada añadido la mezcla quede unificada.







Recuperamos las claras que pusimos a punto de nieve, si se han bajado un poco les vuelves a dar un poquito. Seguidamente las añadiremos a la masa principal y con una espátula, despacito iremos mezclando con movimientos envolventes para que no se bajen.

Volcamos la mezcla en el molde y lo ponemos con calor arriba y abajo, a 180º como dijimos al principio. Como siempre se dice, depende del horno, dependiendo del molde, empieza a comprobarlo a los 40 minutos con el palillo y cuando empiece a separarse de los bordes. Unos 50 minutos en el pequeño y en el grande unos 70. Pero ya sabéis lo suyo es ir comprobando la cocción. Es un bizcocho muy rico que aprendí de María de Sweet Little cakes.







Sacamos del horno, dejamos templar el molde, sacamos el bizcocho fuera del molde y reposamos sobre una rejilla. hasta que se enfrié. Cortaremos con un cuchillo o lira el bizcocho en tres capas,poniendo un palillo en cada capa para que queden bien alineadas al montar la tarta.

Ponemos un poquito de crema sobre la base para que se pegue bien el bizcocho, y colocamos la primera capa  (acuérdate de que la de abajo es la que queda arriba al cocerla, es decir le das la vuelta al bizcocho para que la parte superior quede mas lisita) con un pincel bañamos con almíbar y encima ponemos abundante crema de queso, sobre ella colocamos las fresas que habremos laminado longitudinalmente y cubrimos toda la superficie. Repetimos con las otras capas y coronamos con la fresas enteras, puedes espolvorearla un poco de azúcar glass.








Ingredientes para la crema de queso:

250 gr de azúcar glass
125 gr de mantequilla blanda
250 gr de queso philadelphia
1 cucharada de vainilla
3 cucharadas de leche


La crema de queso, batiremos el azúcar que habremos tamizado, con la mantequilla (yo uso la del mercadona sin sal) a temperatura ambiente hasta obtener una masa arenosa. Añadimos entonces la cucharada de vainilla y las tres cucharadas de leche batiendo hasta que quede bien mezclado y veamos que la mantequilla blanquea, se rompe y se pone cremosa.


En este punto añadimos el queso, recién sacado de la nevera y removemos a baja velocidad hasta que se integre con el resto, pero debemos hacerlo a baja potencia ya que se puede estropear y dar como resultado una consistencia mas liquida.


Almíbar de naranja:

100 ml. de agua
100 de azúcar blanca
cascara de una naranja
una ramita de canela



Prepara el almíbar poniendo en un cazo 100 ml. de agua y 100 de azúcar,  una cascara de naranja y una ramita de canela. Cuando empieza a hervir se deja de dos a tres minutos y se separa del fuego. si quereis podeís añadirle un chorrito de Cointreau u otro licor. Dejaremos que se enfríe.



Espero que os haya gustado!!

Nos vemos!

Btrix

16 comentarios:

  1. Uuuuyyyy!!! ese desconocido!! me has dejado con ganas de saber cómo acabó ese viernes de tarta compartida...Y la tarta...mmm!!! me encanta la crema de queso, es mi cobertura favorita, junto con el chocolate. Pero esta presentación.. estas fotos... uff!! deliciosa! Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carmina!! la historia se abre a la imaginacion de cada cual! jaja! gracias! gracias! me alegro de que te guste! un besote

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Graciasss Belen!!! que alegria verte por aqui! un besito!!

      Eliminar
  3. Qué preciosidad Beatriz, dan ganas de enmarcarla, jaja, pero creo que no podría resistirme a probarla. Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Rosa!!! ay que ver la de veces que nos da pena empezar los platos cuando nos quedan bonitos! pero la verdad es que el siguiente paso cuando te dicen lo bueno que esta nos gusta aun mas a que si? un besote guapaa!

      Eliminar
  4. Wow!!! Me encanta! Y con crema de queso, con lo que me gusta... :)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. UFF es que la crema de queso...umm, mira que esta buena! pues ya sabes! hazla y veras como te gusta, gracias primor!!

      Eliminar
  5. Qué manera más buena de aprovechar las últimas fresas que nos quedan y que yo personalmente echaré mucho de menos...=(
    Una tarta riquísima y bonita ^^
    Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que pena que se acaben! teniamos que tener frutas todo el tiempo para escoger.. muchas gracias por venir y por tus palabras Kim!! un besote!!

      Eliminar
  6. Te ha quedado tremenda esta tarta y la foto parece un cuadro.Es una tarta para ser feliz doblemente,cuando la haces y despues cuando la compartes .
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Miquel!!! que razón tienes porque nos gusta preparar nuestras recetas y nos hace aún mas felices cuando la compartimos. un besote y gracias por venir!

      Eliminar
  7. Preciosa historia para introducción de este magnífico pastel. He disfrutado mucho leyéndola atentamente. Muchas gracias por este post y por tu receta y mi enhorabuena!!! Buen fin de semana!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho que te haya gustado Mary! No hay nada como poner mucho cariño en lo que se hace, lo he aprendido de ti!! gracias por venir! un besito

      Eliminar
  8. Hola Beatriz!
    me paso por este post porque me parece el más oportuno para preguntarte qué tal te quedó la mesa de tartas que estabas preparando para un evento post kedada asaltblogs Granada.
    Y de paso flipar con la tarta de fresas! es chulísima.
    Bss
    Marisa

    ResponderEliminar
  9. Buenísima! Y preciosa! Me gustan mucho este tipo de tartas! Naked cake.
    Besos

    ResponderEliminar

No sabes la ilusión que me hace recibir tu comentario!!! Me anima muchísimo pensar que lo que hago te gusta y deseo seguir siendo útil a todo aquel que me visite. Graciass!!!!

Si tienes alguna pregunta no dudes en hacerla.

Mi mejor premio es que vengas a visitarme,SOBRE PREMIOS, CADENAS Y MEMES, LAMENTO NO PARTICIPAR.